Antioxidante nos ayuda a combatir los radicales libres, mantenernos más jóvenes, retrasan la degeneración de las células. Cuida de nuestra piel, dientes, cabello y mucosas.
Favorece la agudeza visual, la visión nocturna, la degeneración macular y las cataratas en el envejecimiento.

Fortalece el sistema inmunológico, previene infecciones.

Diurético por la gran cantidad de fitonutrientes y agua que contiene. Aconsejado en problemas de retención de líquidos y circulación sanguínea. Mantiene nuestros riñones en buenas condiciones.

Efecto laxante, la fibra y el alto contenido en agua favorece el tránsito intestinal y nos ayuda en dietas de adelgazamiento por su efecto saciante. Consumido diariamente ayuda a prevenir el estreñimiento.

Combate la anemia, ayuda a asimilar el hierro de otros alimentos. Secos aportan más cantidad de hierro.

Contribuye a mantener niveles adecuados de colesterol.

Cuida del sistema cardiovascular, estabiliza la hipertensión.

Ayuda a mantener sistema muscular, óseo y nervioso sanos.

Recomendado durante el embarazo y lactancia gracias al ácido fólico.

Son ricos en taninos, sustancias con propiedades astringentes, antiinflamatorias y antioxidantes. Su consumo es adecuado en caso de estómago delicado y digestiones pesadas.

Fuente natural de vitaminas y minerales.

Vitaminas: Contenido en vitamina C, B, E, A.

Minerales: Potasio, fósforo, calcio, magnesio, sodio, hierro, zinc, yodo, selenio.
Fitonutrientes, beta-carotenos, taninos, agua (87%), carbohidratos, proteína, fibra y ácidos grasos.

Ensaladas, mermeladas, tartas, bizcochos, cremas, salsas, zumos, batidos, smoothies. helados, desecado (orejones).

Productos relacionados