Vitaminas: C, B, E y A.

Minerales: Gran cantidad de potasio, además de fósforo, magnesio, sodio, calcio, ioduro, hierro, zinc, selenio.

Agua 52%,

Hidratos de carbono, fibra y proteína vegetal, ácidos grasos, almidón.

Contiene polifenoles como el ácido gálico y el ácido elágico.

Es aconsejable prepararlas hervidas o asadas, pues si se comen crudas pueden ocasionar problemas intestinales debido a su contenido en taninos.

La harina que se obtiene del almidón de la castaña puede ser utilizada por personas celiacas.

Se consumen de diferentes formas, castañas desecadas, la harina de castaña, la crema de castañas natural o con azúcar, el marron-glacé (es una castaña pelada, confitada y glaseada con almíbar), castaña cocida en anís, salsas y guarnición para todo tipo de platos de aves y carnes.

 

Conservación de la castaña:

Las castañas se deben conservar en un lugar fresco, seco y extendidas hasta el momento de su consumo y no meter en plástico para que no les salga moho.
Si están peladas y cocidas, se pueden conservar durante algunos días en el frigorífico.
Se pueden congelar, tanto si están crudas como cocidas, manteniéndose en buen estado durante aproximadamente 6 meses.

 

 

Productos relacionados

Consigue un 5% de descuento en cualquier compra. Código: OCTUBRE5 Descartar