Antioxidante, elimina toxinas y radicales libres.

Fortalece el sistema inmunológico haciéndonos más fuertes ante cualquier infección y previene enfermedades.

Efecto facilitador del buen funcionamiento de la vesícula biliar y del hígado, favoreciendo la digestión de las grasas.

Diurética, por su elevado contenido en agua y en potasio. Por ello, el consumo de escarola es muy beneficioso en personas con la tensión alta, con retención de líquidos o con ácido úrico elevado.

Previene y combate la anemia, ayuda a asimilar el hierro.

Disminuye el riesgo de obesidad. Su contenido en fibra la hace óptima para dietas de adelgazamiento por su efecto saciante y favorecedor del tránsito intestinal, ayudando a personas con estreñimiento.

Ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre, así como a controlar mejor el azúcar en sangre en personas que tienen diabetes.

Recomendado durante el embarazo y lactancia gracias al ácido fólico.

Nos ayuda con el movimiento muscular, el sueño, el aprendizaje y la memoria. También a mantener la estructura de las membranas celulares, a la transmisión de los impulsos nerviosos.

Fuente natural de vitaminas y minerales.

Vitaminas: C, B y A.

Minerales: potasio, calcio, fósforo, sodio, magnesio, zinc, hierro, yodo, selenio.

Proteína vegetal, gran contenido en agua, carbohidratos, fibra y fitonutrientes,

Ensaladas de todo tipo, pasta, cremas, zumos.

Productos relacionados