Por su alto contenido en potasio regula la hipertensión, ayuda a evitar calambres musculares.

Acción diurética, disminuye el colesterol malo y mantiene las arterias libres de grasas.

Rica en almidón que aporta energía de fácil digestión a nuestro organismo.

Los hidratos de carbono complejos que contiene son saludables. Si la preparamos cocida, al vapor o asada, comiendo una pequeña cantidad y sin aportar alimentos calóricos, ayuda a saciarnos durante más tiempo y no supone gran cantidad de calorías.

Indicado consumirlas en caso de problemas estomacales y hepáticos.

La vitamina C nos aporta antioxidantes para combatir los radicales libres.

Vitaminas: C, B y E.

Minerales: Potasio, fósforo, magnesio, sodio, calcio, yodo, hierro.

Gran cantidad de agua (80%), proteínas, hidratos de carbono complejos y fitonutrientes, entre ellos los flavonoides.

Es aconsejable prepararlas hervidas, al vapor o al horno. Fritas aumentan el aporte calórico.

Como guarnición en cualquier plato, en ensaladas, puré, cremas, salsas, sopas, guisos de carne, aves y pescado, tortillas, menestra de verduras, asadas al horno, ensaladilla.

Productos relacionados