Menu

Favorece las funciones hepáticas, protege el hígado. Estimula el funcionamiento de la bilis, siendo muy efectivo su consumo en casos de insuficiencia hepática. Recomendado en personas con hígado graso, ya que facilita la eliminación de grasas.

Es diurético por su contenido en potasio que nos ayuda a eliminar toxinas, evita la retención de líquidos y regula la tensión arterial. El contenido en potasio mantiene una correcta hidratación celular, el funcionamiento de nuestros músculos y del sistema nervioso.

Regula el azúcar en sangre.

Su contenido en hidratos de carbono es escaso y en fibra alto, por tanto está indicado para las personas que tienen diabetes.

Mejora la anemia, aumenta las defensas.

Propiedades antibacterianas y antivirales. Mantienen alejadas las infecciones.

Las berenjenas protegen al cerebro del envejecimiento.

La berenjena contiene una sustancia alcaloide denominada solanina que es tóxica si se consume cruda, pero que la cocción la elimina. Si bien es cierto que la cantidad existente no es suficiente para crear una intoxicación.

Fuente natural de vitaminas y minerales.

Vitaminas: C, B, E, A.

Minerales: Potasio, fósforo, magnesio, calcio, hierro, sodio, selenio, zinc.

Agua, fibra, proteína vegetal, carbohidratos y fitonutrientes.

Moussaka, berenjenas fritas, rebozadas, al horno, asadas a la parrilla, rellenas ( de queso, verduras, atún, o carne), gratinadas, pastel de berenjena, tumbet mallorquí.